31 de agosto de 2008

...


Ayer fue un día extraño, tiene gracia, pero últimamente todos los días lo son...

Me despierto escuchando "princesa del subterfugio" y me evado en mis pensamientos rompiendo a llorar sin ningún motivo, o quizás si los tenga, pero no quiero reconocerlos, porque hacerlo sería admitir que existen y eso me duele más que el hecho de tenerlos...

Alguien me preguntó una vez qué quería ser de mayor, yo le dije que quería ser feliz y abogada...

Pues a un paso de decidir mi futuro no soy feliz ni tampoco voy a estudiar derecho, un pleno al quince en truncar mis ilusiones...

Hace unos días que volví de Bilbao y desde aquel instante nada ha sido como cuando me fui, creo que es porque yo ya no soy la que era... siempre he sido esa chica que está ahí siempre que la necesitan y que de tan buena pasa a ser tonta y todo el mundo juega con ella como si de un muñeco se tratase...esa persona con el autoestima por los suelos, que llora a escondidas cuando nadie la ve porque no le gusta que sus problemas puedan hacer a alguien sentirse mal...ahora creo que ya no soy como antes, ahora no estoy dispuesta a que me pisoteen como un trapo y jueguen conmigo, quiero ser quien soy sin tener que agachar la cabeza por ello, quiero equivocarme, quiero vivir...

Publicar un comentario