4 de octubre de 2008

[...]


Espero que no te moleste que esto vaya dedicado a ti, pero aunque no lo creas, me importas más de lo que te imaginas, y no podía dejar esto dentro de mi, tenía que decirtelo...

No puedo ayudarte, no sé como ayudarte...te comprendo en cierto modo, pero a la vez no sé por qué te sientes así, no logro ponerme en tu lugar, aunque lo intento, pero no lo consigo...
Lo siento, siento tanto no entenderte...no poder decirte lo que tú quieres escuchar...
Pero hay algo que tengo muy claro, y es que aunque no te entienda, aunque no logre ponerme en tu lugar, estoy aquí, y estaré siempre que tú quieras que esté, y si no quieres, me iré de tu lado y te observaré desde un rincón, tratando de ayudarte si te caes, tratando de que entiendas que tu felicidad si es posible, que ese mundo que tu sueñas es real y lo puedes conseguir...
"Si no cierras bien los ojos muchas cosas no se ven" dice Fito en una canción...es una gran verdad...tu cierras tus ojos para ver un mundo perfecto que piensas que es sólo una fantasía, pero no tiene porque ser así...Tal vez si los cerraras mejor verías que tu vida soñada puede dejar de ser un sueño y convertirse en realidad…
Es la primera vez que siento el dolor de otra persona, siento tu dolor, lloro tu tristeza, quiero que estés bien, necesito que estés bien, para así estarlo yo también…hicimos un pacto, ¿recuerdas? Y las dos nos hemos olvidado de él, de su importancia…
Todas las canciones tienen un final, pero eso no te impide disfrutar de la música…
Por miedo se pierden muchas cosas… Todos estamos de paso en este mundo. A mí también puede atropellarme un camión al salir de aquí. Pero una cosa es ser mortal y la otra no querer vivir…

Escuché en una película un diálogo que, en este caso, creo que puede decir mucho…
- Te quiero muchísimo
- ¿Tanto como para irte otra vez?
- Tanto como para quedarme.... y esperar

Recuerda niña, atreverse a imaginarlo, es empezar a hacerlo real...
Publicar un comentario