31 de octubre de 2008

Cuando no tienes nada, no tienes nada que perder...


"- Te quiero porque creo que entiendes como soy. Te quiero porque a ti te puedo contar lo que a nadie le puedo contar. Porque puedo sentir que mi vida a tu lado cobrara sentido y dejará de ser vacía. Te quiero tanto que me gustaría…
-¿Qué te gustaría?
- Se me agotaron las palabras. "

"¿Alguna vez os habéis sentido tan felices... tan, tan felices que habéis pensado que jamas os sentiríais tan felices?... ¿vuestra vida a llegado a una perfección tal... que quizás no vale la pena buscar mas...?"

"- A veces pienso que fue una casualidad y otras veces que significaba algo.
- Es lo que tienen las casualidades que a veces significan más cosas, ¿no?"

Nunca llegaré a entender por qué te fuiste sin decirme adiós...

Te hubiese dado mi vida si tú me la hubieras pedido...porque todo lo que para ti era importante, incluso lo que a ti no te importaba, a mi me mantenía viva...porque tú me mantenías viva...y te fuiste, me dejaste...

He intentado superar los días sin ti...pero cuando te veía pasar por mi lado y agachar la mirada, sin decirme ni un simple "hola" después de todo lo que habíamos pasado...no logro entender tu comportamiento, por más vueltas que le doy no consigo entenderte...¿tanto has cambiado? ¿o he cambiado yo?

Y es que enamorarme de ti no era compatible con quererme a mi misma...

Y creo que deberías saber que alguna vez fuiste feliz conmigo...y te saqué tanto amor...y lo mejor de eso es que me lo quedé todo para mi, ¿y a ti? a ti, ya no te queda nada...

Nunca fuiste capaz de ver lo que tenías, siempre te dabas cuenta tarde...¿y ahora?

Ahora creo que ya no te quiero...pero cuánto te quise...

Me dolió perderte...pero como ya no tengo nada, no tengo nada que perder...
Publicar un comentario