30 de octubre de 2008

Dame una razón para quedarme, sólo dame una razón...


Llegó sonriente y se sentó a mi lado, me rozó, le rocé…desprendía un aroma a colonia mezclado con el humo del cigarro que en ese momento compartíamos… Sin darme cuenta en mi rostro apareció una sonrisa…lo tenía a mi lado, y aunque sabía que nunca seríamos nada, y que lo más que llegaríamos a compartir sería un simple cigarrillo, en ese momento no existía distancia suficiente para separarnos…

Comencé a recordar aquellos tiempos en los que éramos inseparables, íbamos juntos hacía el instituto, nos sentábamos juntos y cantábamos muy bajito canciones de Marea mientras nos sonreíamos…siempre lo tuve cuando lo necesité, aunque por aquel entonces él me necesitaba más a mi, y ahí estuve yo, a su lado en todo momento…hasta me jugué el curso por salvarle el cuello…pero no me importaba, era mi mejor amigo, aunque para mi, siempre fue algo más que eso…más que un amigo, ¿menos que un amor?…No, era mucho más que un amor, era una pasión irrefrenable la que sentía al verlo, me conformaba con que me mirase y sonriera, eso era para mi lo más importante…hasta que un día todo se perdió…

Y en mi interior aún albergo la esperanza de que un día llegue para quedarse… qué estúpido, ¿no?

Y me vi ahí, con el corazón latiéndome a mil por hora, sentada a su lado en el asiento trasero de un coche…y aunque había más gente, para mi solo existía él…

Tanto tiempo ha pasado desde la última vez que nos sentamos juntos…casi seis años después aún tiemblo cuando su mirada se encuentra con la mía y en su rostro se dibuja una sonrisa pícara que me estremece…

Él ya no es el mismo por fuera, pero su voz no ha cambiado, y en sus ojos se puede ver la ilusión de antaño…esas ansias de libertad… en su interior aún queda algo de ese niño travieso que se coló en mi corazón y no ha logrado salir de él…ayer me reencontré con mi gran amor, el único hasta ahora…aunque nunca me fuese correspondido…Gracias, por seguir produciéndome mariposas en el estómago cada vez que te siento cerca…


Publicar un comentario