20 de octubre de 2008

Salida de emergencia...


No quería morir, pero no temía a la muerte…Siempre fue una chica solitaria, melancólica…muchos decían que era una persona siniestra y triste, pero ella nunca pensó que fuese realmente así…en su interior se encontraba una persona con ansías de vida, de libertad…aunque nunca supo muy bien como lograr sus metas…

Con el paso del tiempo su angustia crecía, su dolor aumentaba, y poco a poco se fue convirtiendo en esa persona siniestra que todos veían…

Siempre fue una persona triste, pese a ocultar su tristeza entre falsas sonrisas disfrazadas de dolor, en el fondo se encontraba un sufrimiento oculto que nadie conocería nunca, era su secreto mejor guardado…

Escondía en su interior un enigma muy bien guardado, algo que nunca se ha atrevido a decir a nadie, quizá porque no ha llegado a confiar tanto en una persona como para decirlo, quizá porque ni ella misma sepa cual es ese secreto…

Hace unos meses se cansó de vivir…su vida tomó un rumbo equivocado que la abocaba una y otra vez a un laberinto repleto de muerte, de destrucción…

Dejó de apreciar aquello que antes le importaba, dejó de creer, de sentir…su vida perdió todo su sentido…

Trató de sobrellevar la situación, de reponerse…pero tras varios intentos fallidos de volver a ser la que era, su frágil mente decidió que la muerte sería el mejor camino… ¿se equivocaba?

Una noche solitaria, en un momento de debilidad y en un estado un tanto lamentable, vio un sucio cuchillo de cocina y pensó en una locura que, minutos más tarde, llevaría a cabo…fue muy repentino, un instante de dolor, sentía como sus venas iban vaciándose muy lentamente…

Y de pronto, pudo sentir el dulce sabor de aquel beso ensangrentado con sabor a muerte, su muerte…

Horas más tarde despertó en la fría cama de un hospital que olía a destrucción…fue un burdo intento de suicidio, pero por un instante ella se creyó muerta, se creyó libre…

Poco a poco ese instante desapareció, haciéndola nuevamente volver a la realidad, aquella de la que había intentado huir cortando de raíz las venas que recorrían cada milímetro de su cuerpo destrozado…
Con este fallido intento de suicidio solo buscaba una salida, su salida de emergencia...
Publicar un comentario