1 de noviembre de 2008

Y cerró los ojos, hasta volverse humo...



"Dicen que las princesas son tan sensibles que notan la rotación de la tierra, que si están lejos de su reino se enferman, que hasta se pueden morir de tristeza..."

"Tú no princesa, tú no. Tú eres distinta. No eres como las demás chicas del barrio...Tú no, princesa. Tú no. Tú eres la rosa que fue a nacer entre cardos como revancha a un arrabal despiadado en donde el día se ocupa de echar por tierra toda esperanza..."

Aunque hoy sonría, en su interior sigue y seguirá siendo la chica solitaria y triste...porque es como es, no puede cambiar eso...

Este día es un día más, no tiene nada de especial para ella, nunca lo tuvo...

Trató de buscar su reino, pero no halló a nadie dispuesto a entregarle todo lo que ella daba, siempre salía perdiendo...entonces cerró los ojos hasta volverse humo...

Y ahora y siempre, será la princesa sin reino...



Publicar un comentario