29 de septiembre de 2012

Luchar

A veces me pregunto si en algún momento guardaste algo de mi, de esos instantes que compartimos, de mis sabores, de mis ritmos, de mis sonidos, ¿atesoraste algo de todo aquello? No puedo evitar pensarte a cada minuto, y ahora comprendo tantas cosas... Apago las luces, miro las calles mojadas y te imagino aquí, a mi lado, intercambiando breves espacios de tiempo, gotas de vida que sacian mi sed, gotas de ti. Posiblemente desee enloquecerte, hacerte perder el norte, el sur, el timón de ese barco que te guía, que me guía... que perdamos el equilibrio juntos, caigamos y nos levantemos, que no dejemos de compartirnos, que me eches de menos, que guardes algo de mi, que pienses en mi como lo hago yo. Me gustaría que algo funcionase en mi vida, por primera vez, me gustaría no necesitarte, que no sea sólo un entretenimiento para ti, que sea algo más. Quisiera hacerte feliz, llenarte, ¿podría hacerlo? Sí, ¿por qué no? Ahora no voy a echarme atrás, quiero conseguirte, volverte loco y hacerte perder la cordura, obedecerte, ser sumisa y obediente hasta que un día me necesites, y así que todo tenga sentido, que todo empiece de cero, que el futuro deje de ser tan imperfecto... Lucharé por ti, porque la vida va en serio, y estar contigo es la primera decisión correcta que he tomado en mucho tiempo.
Publicar un comentario